C/ Poeta Quintana n 5,bis, pta 6. · 963 528 237 · info@amparobarrachinaabogados.es

Impuesto de sucesiones y donaciones

El impuesto de sucesiones y donaciones, regulado por la Ley 29/1987, es aquel cuyo objetivo es gravar la transmisión de cualquier bien físico o derecho producida a través de alguno de estos dos procedimientos.

El impuesto de sucesión tiene lugar para gravar una transmisión mortis causa. Por otro lado, el de donación se produce para gravar una transmisión inter vivos.

El plazo de pago, al igual que sucedía con el del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, es diferente para cada caso. Así, mientras que para el de sucesión el heredero (o herederos) dispone de un total de 6 meses para satisfacerlo, el impuesto de donación ha de pagarse en un máximo de 30 días hábiles.

Retrasarse en el pago o negarse a hacerlo efectivo podría suponer la imposición de una sanción por parte de la Administración Pública, así como la obligación al pago de los recargos e intereses aplicados igualmente por la misma.

Respecto a la cantidad variará en función de la comunidad autónoma en la que se encuentre localizado el bien inmueble o el derecho transmitido. A pesar de ello, la Ley 29/1987 establece unas directrices básicas de aplicación en todo el territorio español.

En nuestra web encontrará información detallada acerca de:

En Amparo Barrachina Abogados nos encargaremos de asesorarle después de haber estudiado minuciosamente su caso. Así, le informaremos de las vías de las que dispone para solicitar una prórroga del pago y nos ocuparemos de que la cantidad solicitada por la comunidad autónoma en cuestión no sobrepase los límites establecidos por la legalidad vigente.

Asimismo, nuestro bufete multidisciplinar le ayudará a tramitar las correspondientes herencias o donaciones en las que se haya visto involucrado para llegar al pago de este impuesto.